Entra y quédate: Fidelización de clientes

Si hablo de marketing relacional o fidelización de clientes, sabes a lo me refiero en el mundo del marketing tradicional. La cuestión es cómo fidelizas a tus clientes en el mundo online. Antes de responder a esta pregunta hay que partir de una premisa; no solo basta con aparecer en las primeras posiciones de Google, hay que preocuparse por que tu cliente vuelva a leerte o comprarte. Si es cierto que si tienes contenido de calidad es más fácil conseguir adeptos.

Si consigues fijar vínculos con cada cliente que te compra o lee, haciéndoles partícipes en todas tus acciones, ganarás una relación a largo plazo. Aunque el eterno dilema se encuentra en: cómo conseguir gustarles tanto…para que ellos mismos vuelvan por sí solos a mi web.

Pero…antes de pensar cuáles son las mejores formas, acciones más habituales, etc., tienes que cuidar al cliente de forma personalizada, tratarlo como si fuera de tu familia, sin eso, no lo conseguirás.

Algunas de las claves para la fidelización de tus clientes son:

  1. Todas las actividades de tu web deben estar orientadas y creadas alrededor del cliente ( por y para él).
  2. Mejora la experiencia del cliente en el proceso de compra. Simplifica los pasos para que te compren en tu e-commerce. Sin eliminar ningún tipo de información relevante para la compra. Debe percibir que dispone de toda la información necesaria para hacer la mejor adquisición.
  3. Empleo de herramientas que ayuden a establecer una comunicación fluida con ellos, con el fin de conocer sus necesidades y se sientan escuchados y atendidos. Entre estas herramientas se pueden usar (según el caso):
    • Foro de ayuda. Poseer un canal de foro relacionado con tu empresa. Esto es muy recomendable para que los clientes expresen sus opiniones, comentarios y puedan compartir problemas, soluciones… con otros usuarios. Es un buen método para detectar sus necesidades y posteriormente satisfacerlas.
    • Suscripción de Newsletter. Enviarles de forma periódica, promociones, descuentos, recordatorios sobre tus post semanales, etc.
    • Chats online. Para la atención al cliente a la hora de realizar una compra en tu e-commerce o resolver cualquier otra duda acerca del producto o servicio.
    • Tener un blog en tu web. Es de gran utilidad tener una sección en tu página web que integre un blog. De esta forma, los clientes no tienen únicamente información sobre los productos o servicios, sino contenido alrededor del uso de estos, experiencias, consejos, etc.
    • Otros nuevos servicios que vaya proporcionando la Web 2.0.

El objetivo es crear una relación duradera entre los visitantes y nuestro blog o web. Esta es la única forma de asegurar visitas a largo plazo. Evitando que los clientes hagan clic en un sitio solo para descubrir que no es lo que están buscando, y después hacer clic en otro y en otro. Por ello, si orientas tu web adecuadamente al cliente y ofreces el contenido correcto, conseguirás crear una página web que atraiga a tus clientes/usuarios una y otra vez.

Nunca debemos olvidar que el cliente es el único valor insustituible de la empresa. Es el activo más importante, sin él no hay producto ni servicio que se venda.

Recommended Posts

Leave a Comment